Muchas industrias se han visto afectadas por el coronavirus, incluso la industria del retail; a pesar de que todos podemos seguir comprando online, después de esta situación, ¿qué tanto estamos dispuestos a invertir en moda?

La gran mayoría de las personas ha notado cómo sus hábitos en cuanto a consumo de moda han cambiado, son pocos quienes usan zapatos de vestir para andar por su casa todo el día, incluso hemos llegado a prescindir de los pantalones y es que ¡qué cómodo es! Y esa es la clave, la comodidad se antepuso a la moda.

¿Te has puesto a pensar si este es un cambio que prevalecerá a largo plazo? Considerando todo lo que dicen por aquí y por allá, esto de la cuarentena no solo va para largo sino que podría convertirse en un acto recurrente a nivel mundial si no logramos controlar los colapsos en el sector salud. Es un efecto dominó, pues para empezar muchas industrias se mudarán a plataformas digitales, adoptando el home office como metodología base. Lo que es un hecho es que las personas van a pasar mucho tiempo más en sus casas y que la importancia de mostrarnos siempre impecables y al último grito de la moda, ha disminuido.

Otro factor es que las organizaciones que más impacto ambiental generan son la industria textil y peletera, afortunadamente ya existen diferentes alternativas de gran calidad y altamente sostenibles. 

En resumen: ya no es nuestra prioridad tener la prenda más reciente de diseñador y tampoco queremos seguir dañando el medio ambiente. 

Creo que todos saldremos de la cuarentena con una cultura muy diferente en lo que a moda se refiere, con un nuevo chip enfocado en sentirnos bien más que en vernos bien, en utilizar prendas hechas con materiales sustentables y aumentar el reciclaje de las mismas, entre otras ideas creativas.

0 Comentarios

Escribe un comentario