¿Cuántos exligues, exnovios o ex "peor es nada", te han buscado durante el aislamiento? ¿Te dijeron que les gustaría verte cuando todo esto pase?, ¿te pidieron perdón?, ¿se pusieron muy sensibles y comprensivos? Si respondiste que sí a casi todas las preguntas, estás ante un posible cangrejeo. ¿Quéééééééééé?

Empecemos por el principio, ¿qué significa cangrejear?, aquí vamos, esta palabra se usa en el lenguaje coloquial para referirse a un regreso al pasado, sí justo como el caminar de los cangrejos: hacia atrás. Este "echarse atrás", puede hacer referencia a regresar con una expareja, un exligue o alguien con quien en algún momento compartiste algún vínculo sexoafectivo.

A mí me pasó y no es porque yo sea un ser muy especial y ellos se hayan dado cuenta de lo mucho que valgo, o bueno, tal vez sí, un poco, pero desde un punto de vista idealizado y aumentado. ¿Por qué pasa esto? 

Resulta que al estar encerrados repasando los mismos lugares y las mismas cosas, nuestro precioso cerebro empieza a escarbar en nuestros recuerdos; la nostalgia, la incertidumbre y el miedo, nos hacen traer a nuestra memoria aquel tiempo pasado que según nosotros "fue mejor" porque inconscientemente creemos que es cierto el dicho que reza: "más vale malo por conocido que bueno por conocer" y no, no siempre es así, casi nunca es así. 

Según un estudio de la Universidad de California, el 71% de las personas retoman una relación por miedo a quedarse solas, pero oigan: LA CUARENTENA NO TODO LO VALE, no está cool que texteen a personas de su pasado que saben que de alguna manera aún pueden guardar algún apego o dependencia emocional hacia ustedes, no se vale hacer daño y perjudicar nada más porque están aburridos o porque tienen miedo. Ya estamos muy rotos todos, paren un poco

Siempre hablo de responsabilidad sexoafectiva porque es algo que nos hace mucha falta, no estén haciendo paradas emocionales a lo "güey", si solo quieren tener sexo y pasarla bien HÁBLENLO, no endulcen el oído ni pretendan cosas que no son y no quieren con el otro. No pierdan su tiempo y no hagan perder el tiempo a los demás, hay que dejar de ser tan egoístas. 

Antes de escribirle a alguien con alguna intención sexoafectiva, piensen muy bien cuáles son sus intenciones y DÉJENLAS CLARAS, porque ¡híjole!, hay unos que parecen venida de obispo (no, no es un álbur), me refiero a que se aparecen de vez en mes, nada más cuando se saben necesitados de "amor" y luego desaparecen, eso tampoco está chido queridos. 



¡No caigan, es una trampa!


 

0 Comentarios

Escribe un comentario