El día de ayer fue un día muy especial para Estados Unidos, por la mañana se llevó a cabo la toma de posesión de Joe Biden el 46° presidente de este país, si han visto los noticieros se dieron cuenta que fueron unas elecciones bastante atropelladas por el crimen y la violencia. 

La situación por la que atraviesa el país no fue impedimento para la nueva familia presidencial a la hora de tomar protesta y comenzar a gobernar al país más poderoso del mundo, o por lo menos a uno de ellos (porque vivimos en una guerra constante de que país es el más poderoso). 

Como era de esperarse se lucieron looks sobrios, elegantes y algo que no se había visto antes, todos fueron monocromáticos con colores muy profundos que también comunicaron algo.

Empezamos con Kamala Harris, la vicepresidenta de Estados Unidos que escogió la monocromía en púrpura con un vestido de Sergio Hudson y un abrigo de Christopher John Rogers. Para su primer discurso ya como vicepresidenta portó un elegante traje blanco de Carolina Herrera que le hizo lucir una figura espectacular. 

Jill Biden, la nueva Primera Dama de Estados Unidos porto total look de Markarian by Alexandra O´neil en un tono azul claro. Cabe mencionar que la primera dama no solo escogió este diseñador por gusto, si no que es una marca que tiene conciencia sobre el cambio climático del país. 

Antes de hablar del traje que eligió el nuevo presidente, hablaremos de algunos invitados que han sido icónicos en la historia de este país; Michell y Barack Obama llegaron luciendo outfits bastante atinados para la ocasión, ella escogió una monocromía en vino con guantes y zapatos “salón”, Sergio Hudson fue el encargado de su styling. 

Hillary Clinton, igualmente, utilizó un traje y bufanda morados con un abrigo en tonos más vino para esta ocasión que asistió junto con su marido. Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, escogió un azul un poco parecido al de la primera dama y lo adornó con un broche de la bandera americana y detalles florales en su mascarilla. 

Dos colores fueron los más elegidos, el morado que representa la nobleza, el coraje y la soberanía; y los tonos de azul claro que representan seguridad, confianza y apoyo para el nuevo gobierno. 

El Señor presidente eligió a la firma Ralph Lauren para que lo acompañara en un día tan especial, el traje azul marino lo combinó con una camisa blanca y una corbata azul claro, para ir acorde con su esposa. 

Dos celebridades que destacaron en esta ceremonia fueron Lady Gaga quien se encargó de entonar el Himno Nacional y Jennifer López quien interpretó un tema en apoyo a los americanos. 

Schiaparelli Haute Couture fue la firma encargada de vestir a Gaga bajo el diseño de Daniel Roseberry, que se trató de una chaqueta entallada en cachemir azul marino y una enorme falda en seda roja; el toque especial que la cantante le dio a este atuendo fue un mega broche dorado con el símbolo de la paloma de la paz. 

Por su parte JLo prefirió irse por el lado más classy y elegante escogiendo a Chanel para sentirse en su zona de confort, con un traje completamente blanco que adorno con su enorme anillo de compromiso y el símbolo de Chanel, las perlas que nunca pueden faltar en sus outfits. 

Cabe mencionar que todos portaban mascarilla para protegerse del COVID-19 y aunque suena triste, hubo pocos saludos de mano entre los invitados, se limitaban a saludos de codo o reverencias para mostrar su felicitación. Los únicos besos fueron entre la familia de Joe y Jill Biden, pues al vivir juntos el riesgo es menor de contagiarse. 

Muchas felicidades a Kamala y a Joe por haber logrado romper con estigmas y prejuicios de la sociedad, en Fagazine estamos seguros que gobernaran el país con sabiduría y entereza, para darle al mundo un respiro de tanto caos.

 

0 Comentarios

Escribe un comentario