El día de hoy en punto a las 20:00 hrs, en diversas partes de España, miles de personas salieron a manifestarse por el crimen de odio ocurrido el viernes pasado en contra de Samuel Luiz.

En Coruña se dieron cita las amigas de Samuel junto con otros cientos de personas, mientras que en “Madrid miles de personas han llenado la Puerta del Sol, avanzando una parte de ellos posteriormente por las vías principales de la ciudad, cortando el tráfico”.

El pasado viernes 2 de julio Samuel Luiz recibió una golpiza con consecuencias fatales; en un principio las autoridades creyeron que se trataba de una riña relacionada con el uso de un celular, pero “cuando una de las amigas que acompañaba a Samuel en el momento del crimen publicó en Twitter que la agresión se produjo al grito de “maricón”, una fuerte ola de indignación sacudió las redes sociales y ha sacado a las personas a la calle en un centenar de enclaves en toda España”.

Este crimen se produjo durante la semana del Orgullo LGBT+ y en un momento en el que se están legislando leyes en materia de diversidad en este país, sin embargo, “el registro de denuncias tramitadas por la fiscalía por orientación sexual e identidad de género ha aumentado un 8.6% de 2018 a 2019 según los últimos datos disponibles en el Ministerio del Interior”.

Aunque la investigación sigue en proceso, el colectivo Avante LGBT+ aseguró que este fue un asesinato por homofobia. El padre de Samuel, mediante la portavoz del colectivo, clamó que esta sea la última muerte violenta por este motivo y exigió a los agresores dar la cara. Igualmente las amigas de Samuel pidieron a la prensa que dejaran de acosar y hostigar a los padres del joven, dijeron que en cuanto ellos estuvieran listos daría declaraciones, pero que mientras se les respetara en su duelo, igualmente las chicas agradecieron a los colectivos, manifestantes por el apoyo, y a los médicos y paramédicos que atendieron a Samuel.

Las agresiones contra la comunidad LGBT+ en varias regiones españolas, a diferencia de lo que se pensaría, han ido en aumento, desde insultos y persecuciones hasta agresiones físicas y asesinatos. La homofobia es un problema a nivel mundial que se debe erradicar, se necesitan más que leyes y educación para respetar las orientación sexual e identidad de género de cada persona, es inaudito que en pleno siglo XXI aún ocurran estas desgracias y peor aún, que queden impunes.

Es necesario seguir exigiendo a las autoridades leyes que nos protejan y que esas miasmas leyes sean ejecutadas y complidas por todxs, no solo hablo de España, sino de todo el mundo, no podemos quedarnos callados e ignorar lo que le pasa a nuestra comunidad.

 

 

 

0 Comentarios

Escribe un comentario