En su nuevo documental Cartas a distancia, Juan Carlos Rulfo busca retratar las historias de familias y pacientes con Covid-19, al igual que los testimonios del personal médico.

El director de cine se acercó al hospital 27 de Tlatelolco y su vista quedó fijada en cartas de enfermos de Covid-19 para sus familias, las cuales se encontraban pegadas en ventanas y vitrales. En ese momento se dio cuenta de una falla de comunicación, que es lo que nos hace sentir humanos.

Para poder realizar este largometraje, Rulfo pidió ayuda a los enfermeros del hospital para grabar videos de los enfermos. 

“Se grababa un mensaje del familiar, se enviaba a la familia y comenzó a ser un puente, en una especie de visagra de comunicación, algo que finalmente estaba descuidado y es el elemento básico humano”, menciona Rulfo.

La intención con dicho largometraje es mostrar la versión oficial y catastrófica de lo que es estar en un cuarto de hospital bajo estas condiciones e indagar en los cambios que esto produce dentro y fuera del perímetro de un hospital.

Lo que es impresionante de estas historias es cómo fueron capturadas, pues el documental fue grabado en un 80% por el personal del hospital.

El personaje principal de este documental es un enfermero llamado Jorge, quien relata las dificultades de trabajar en el área covid. Habla de lo desgastante que es llegar y saber que pacientes a los que les habían mandado videos de apoyo, ya habían fallecido. Él y otros enfermeros cuentan sobre lo difícil que es perder compañeros a causa del virus y con esto recibir amenazas y malos tratos por parte de la ciudadanía. 

Este largometraje apunta a ser uno de varios que están próximos a salir sobre esta pandemia; sin embargo, el enfoque humano que le está dando Juan Carlos Rulfo al transmitir estas historias sobre cómo es vivir la situación en México, se convierte en un punto focal, el cual debemos tomar en serio y pensar en cómo todos debemos ser más empáticos

 

0 Comentarios

Escribe un comentario