Como bien sabemos, Harry Styles –el exintegrante del grupo One Direction–, apareció en la portada de Vogue USA y se convirtió en el primer hombre en aparecer solo en la portada de dicha revista, pero lo que llama más la atención es que el cantante sale con un vestido azul y una chaqueta negra de Gucci.

Los usuarios de las redes sociales se han emocionado y han felicitado al cantante. 


Después de esta portada no pasó mucho tiempo para que Bad Hombre sacará a Alejandro Speitzer en vestido ¡wow un hombre más en vestido! y una vez más los usuarios de redes sociales se emocionan.




 

No creo que estas revistas estén rompiendo ningún estereotipo o paradigma, la comunidad LGBT viene desde años atrás rompiendo paradigmas y nadie les aplaude, se aplauden entre ellos y reciben aplausos también de personas que estamos deconstruidas.  

La pregunta es ¿por qué a un famoso se le celebra el vestirse como quiera (que muchas veces solo lo hacen para portadas/trabajo) y a alguien que está fuera de la fama se le rechaza?.

Creo que la sociedad es muy hipócrita y doble moral, ¿cuántas veces no hemos leído noticias sobre golpizas hacía hombres vistiendo faldas? O hemos visto cómo señalan a alguien por cómo se viste, o hemos dicho: “¡Ay!, se ve muy afeminado con eso” o se usan palabras como “maricón”. 

Pareciera que se ha inculcado, de cierta manera, que el hecho de que un hombre lleve falda le resta masculinidad y heterosexualidad. El machismo es tan tóxico que afecta al mismo hombre al no poder vestirse y expresarse libremente sin ser juzgado.

Al final, creo que el que un hombre use falda, vestido, etc., debe ser visto como algo normal, porque las prendas no tienen género, no es algo que hay que glorificar.

La falda para las mujeres ha sido una imposición, para los hombres siempre ha sido para “romper” paradigmas y a muchos de los medios, les funciona poner a un hombre en falda para hacer ruido, para ganar visibilidad o publicitarse.

Tú, ¿qué opinas? 

0 Comentarios

Escribe un comentario