Muchos de nosotros hemos tratado de ayudar a ser empáticos con alguien o con respecto a un evento, pero díganme ¿a cuántos de ustedes no les sale más caro el caldo que las albóndigas, o bien, les salió el tiro por la culata al intentar esto? A veces, tratando de ayudar, metemos la pata o la regamos gacho.

Pues esta vez el lugar lo ocupa Oreo. La marca de las mejores galletas rellenas sacó una campaña de apoyo a la comunidad LGBT+ con una versión especial de las galletas “rainbow”, las cuales tenían el relleno de los distintos colores del arcoíris. Pero algo pasó por ahí que se les fueron las cabras al monte y tuvieron un olvido que les ha costado muchas críticas. 

Ya sé que están sedientes de chismaaaaa… ahí les va la bonita historia de cómo Oreo quiso ayudar y salió más regañado que premiado. La campaña iba muy bien, la gente de la comunidad se sentía feliz de tener oreos de distintos colores como apoyo y uniéndose al club de aliades. Un punto que debemos de agradecer es que la marca no lanzó la campaña en el mes del Orgullo, sino que se esperó para comenzar a normalizar esta parte de hablar de la comunidad todo el año.

Interfaz de usuario gráfica

Descripción generada automáticamente

¡Claro!, no podemos vivir viendo lo malo de las cosas, entonces aplausos a Oreo por haberse esperado. Decidieron lanzar su campaña en el día Nacional de Salir del Clóset, mejor conocido como #National Coming Out Day, y yo no sé ustedes, pero me encantó ver un arcoíris formado por unas de las galletas más ricas. 

Interfaz de usuario gráfica

Descripción generada automáticamente

Sabemos que no todo es color PINK, y que siempre el cielo se nubla, pues fue en la segunda parte o activación de la campaña donde al departamento de comunicación y publicidad se le nublaron las ideas y los ojos. Esta constaba de una serie de posteos en Twitter con las distintas banderas LGBT+ igualmente formadas por galletas coloridas. 

Y pues bueno, postearon banderas como la bisexual, la pansexual, la transgénero, etc., pero nunca postearon la bandera lésbica y pues, obviamente, las cosas se pusieron color de hormiga, y comenzaron a llover hilos en Twitter quejándose porque no habían posteado esta bandera. 

Es más, la comunidad afectada de lesbianas tachó a Oreo de realizar “pinkwashing”, en otro artículo les hablaré sobre esta tendencia. 

Gráfico

Descripción generada automáticamente

Y ya para el final de la masacre a Oreo, los usuarios de Twitter cerraron con preguntas sobre si Oreo realmente quiere apoyar a la comunidad LGBT+ o solo quiere subir sus ventas con una máscara de empatía. A lo que Oreo respondió que las galletas no están a la venta (BUUU), que solo era un “giveaway” para apoyar a la comunidad e inmediatamente postearon la bandera lésbica en Twitter. 

Las críticas no pararon y pues lamentablemente (desde mi humilde punto de vista) Oreo decidió borrar algunos comentarios de usuarios que claramente eran en su contra. Ustedes, ¿qué opinan? Queremos leerlos en los comentarios, ¿les gustó la campaña?, ¿por qué creen que se les haya olvidado la bandera lésbica?, ¿su respuesta fue la óptima o de plano la regaron gacho? 

Que esto nos sirva como lección para estar súper pilas y tener ojos de búho para tener todo en cuenta y tratar de salir lo más salvados posibles; pero si ya la regaron plis no sean como Oreo, agarren el toro por los cuernos y pues ni modo hijes, a afrontar nuestros errores.  

No lo olviden LXS QUIERO, portensé mal, pero cuídense bien y sigan usando cubrebocas. 

 

0 Comentarios

Escribe un comentario