¡Ya estamos hartos de este encierro!, de solamente ver las mismas cuatro paredes de nuestra casa, a la misma gente, de no quitarnos el pijama y llevar 6 meses aproximadamente viviendo en chanclas. Es por eso, que los antros en la Zona Rosa (el alma de la fiesta LGBT+) han escuchado a sus clientes y decidieron cambiar los giros de antros a restaurantes bar.

Esto se debió a que los antros y clubes sociales aún no tienen permitido ofrecer sus servicios persé, solo les han dado la autorización a restaurantes, debido a que la comida es de primera necesidad, claro, con sus medidas de sanidad pertinentes. Y gracias al universo, nuestres hermanes, dueños de antros en esta zona se pusieron las pilas para poder reabrir con un aforo del 30%... pero amigues ¡ya por fin podremos ir!, aunque sea a echarnos un taquito de ojo y a bailar en nuestra silla.

Los dueños de estos lugares se dieron cuenta de que alrededor del 15% de las discotecas y lugares nocturnos han quebrado por la pandemia que estamos atravesando, y por el eso el ligero cambio de giro, por eso querides vayamos a apoyar a nuestros antros favoritos para que no cierren sus puertas. Obviamente siempre cuidándonos de "la bicha" para que no nos dé.

La importancia de la Zona Rosa se debe a que es un lugar 100% para la comunidad homosexual de Ciudad de México, pero también la visitan extranjeros (guapísimos, por cierto). Zona ha sobrevivido a pesar del machismo, la homofobia y la discriminación que existe en nuestro país.

“Cabaretito”, fue de los primeros que decidió volverse “Restaurantito”, tomando todas las medidas sanitarias requeridas por el Gobierno, para poder atender a los clientes de manera segura. Muchos pensarán… "Entonces, ¿ya no habrá antros en Zona?... Sí mi cielas, quédense tranquilas, esta modalidad solamente es para sobrevivir a la pandemia y que no sigan quebrando lugares nocturnos.

Y si les digo una cosa ingrates, si queremos pronto regresar a perrear, a cantar, a ligar chacales y a divertirnos... primero tenemos que cuidarnos, usar el tapabocas de manera correcta, lavarnos las manos con frecuencia y echarnos gel antibacterial constantemente. Porque recuerden que el virus está afectando de manera directa a muchos sectores de la comunidad LGBT+ y no podemos dejarlos atrás.

Después de “Cabaretito”, hubo varios que siguieron sus mismo pasos, como lo fue SO.DO.ME, que por cierto, hace dos días volvió a abrir sus puertas, igualmente con todas las medidas sanitarias necesarias y otorgando un nuevo servicio. Yo sé que no podemos más con las ganas de perrear hasta el suelo… créanme, estoy igual que muches, pero por favor cuídense y cuídennos; entre más hagamos caso a las autoridades, más rápido volveremos y con mucha fuerza.
 

Así que ánimo y yo confío en mi comunidad preciosa porque tenemos criterio y ganas de cuidarnos entre todes; apoyemos al mercado mexicano siempre usando tapabocas. ¡Lxs quiero! Y si visitan estos recintos, por favor, mándennos sus fotografías para que más gente se una a esta red de apoyo.





 

 

 

 

0 Comentarios

Escribe un comentario