Las prácticas machistas no son únicamente propias de los hombres o personas heterosexuales, dentro de la comunidad LGBT+ estas actitudes y patrones se repiten constantemente. Desde mi experiencia he conocido a mujeres lesbianas machistas, quienes realizan desde comentarios o tienen comportamientos de este tipo, hasta reproducen casos de agresión y violencia con sus parejas.

Muchas personas asumen que en una pareja lésbica los modelos machistas y violentos no se van a repetir, lo cual es algo erróneo, pues la educación machista va más allá de la orientación sexual, todo recae en la educación y los patrones que se perpetúan dentro de la sociedad y los roles que se deben asumir. 

Imagen que contiene persona, interior, frente, hombre

Descripción generada automáticamente

Igualmente, creer que por ser una relación conformada por dos mujeres debe existir empatía y respeto, eso es lo ideal, pero existen casos en que se llega a la violencia verbal, física e incluso sexual. Podemos leer el caso de Ana Murillo, en el siguiente enlace: https://www.elsaltodiario.com/violencia-machista/abrir-el-melon-de-la-violencia-entre-mujeres 

Existen ciertas actitudes machistas muy evidentes que algunas lesbianas adoptan: encontramos la constante crítica hacia otras sobre su vida sexual; ver quién ha tenido más novias o más ligues, esto con el afán se saberse superiores a otras; adoptar roles de género (los ya impuestos por la sociedad), es decir asumir que la más “masculina” es quien domina en la relación, y lo mismo pasa cuando se trata de encuentros sexuales: etiquetar de activas o pasivas a las personas, pues esto cae en la cultura de la dominación y la importancia que se le da a la penetración, así como ocurre en las relaciones heterosexuales. 

Es de suma importancia darnos cuenta y evidenciar los comportamientos machistas propios y de nuestras parejas, así como comenzar a trabajar en otras formas de relacionarnos, no cayendo en lo socialmente impuesto y buscando otras formas posibles de construir relaciones sexoafectivas. 

Imagen que contiene Gráfico

Descripción generada automáticamente

También debemos recordar que no todas las lesbianas son feministas y que no todas las feministas son lesbianas. Para poder edificar una relación sana y libre de machismo, debemos comenzar por analizarnos a nosotras mismas, detectar y modificar comportamientos machistas, para posteriormente poder relacionarnos con otrxs desde el respeto, la empatía, la sororidad y paulatinamente romper y derribar al patriarcado. 

Si sufres de violencia por parte de tu pareja puedes recurrir a asociaciones que brindan apoyo a mujeres violentadas, así como denunciar al 911, ¡No estás sola!

 

Imagen que contiene texto, libro, mujer, hombre

Descripción generada automáticamente

 

 

0 Comentarios

Escribe un comentario