Cuando una persona sale del clóset, generalmente, a los familiares más cercanos se les viene el mundo encima. Los que estuvimos en el clóset cargamos ese mundo en nuestros hombros día con día, y lo pongo tan tajante porque de verdad las personas homosexuales luchamos cada minuto por que la gente nos respete, por no ser insultados en la calle, por ganarnos un puesto de trabajo; en pocas palabras: nos complicamos la vida al extremo. 

A nuestra familia se le cae el mundo, porque, aunque ellos nos acepten, saben lo complicado que es vivir siendo gay en un mundo tan heteronormado y con una cantidad infinita de trabas para la comunidad LGBT+ en la vida cotidiana. 

Con ese ingrediente (la heteronorma) ahora agréguenle el COVID-19, que si bien es de los pocos que no discrimina y no importa quién seas igual te puede dar (sorry chiste de humor negro, ¡ja!). Pero efoquémonos en la búsqueda de trabajo, de la que ya hemos hablado, también hemos tocado el tema de la discriminación que se vive, pero ahora nos enfocaremos en cómo afectó esta suma (heteronorma+covid) en la comunidad.  

El desempleo en México ha crecido de manera exponencial, como ya dije para todos, no importa si eres el empresario más millonario o “Don Sucio” el mejor taquero del Pedregal, los pasó a arruinar, "se los llevó entre las patas" para que me entiendan ja, ja, ja. 

Pero a ver ya, ¡perdón!, ya enfoquémonos en la comunidad LGBT+. En una encuesta realizada por el INEGI los datos obtenidos nos dicen que más de 12 millones de empleados formales salieron de la plantilla de Personas Económicamente Activas (PEA). Hago un pequeño paréntesis, en teoría deberíamos de estar en semáforo rojo porque los casos han aumentado, pero sabemos que, si México vuelvo a rojo, el país colapsa es por eso el meme de los distintos tonos de naranja. 

Claro que entre los 12 millones de personas despedidas se encuentran hermanes nuestros de la comunidad y, a pesar de que ya se reintegraron 7.8 millones a la plantilla PEA, los dueños de empresas están diciéndoles NO a personas de la comunidad LGBT+. Entendemos que la situación económica está en a cuerda floja igual que muchas empresas PyMES, pero yo quiero preguntarte a ti lector (que no te conozco no si eres un empresario o empleado)… ¿Las personas heterosexuales tienen más habilidades o algo así? o ¿por qué la preferencia? 

Y a ver, no es que me esté sacando de la manga esta tendencia hacia no contratar gente homosexual, me respalda la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, que afirma que una persona LGBT+ tiene 50% probabilidad de obtener un empleo. 

No todo es color de hormiga, no se me asusten, también hay empresas que son LGBT+ friendly y buscan hacer sus acreditaciones tomando cursos o creando normas para la no discriminación etc. Por eso en Fagazine cada mes aplaudimos a la empresa del mes, por ser un gran aliado y darles empleo a nuestras hermanes LGBT+ alrededor del mundo. 

Por lo tanto, para resumir todo este palabrerío, quiero hacerle un llamado a los empresarios chicos, medianos, grandes y gigantes (Slim plis adóptame ja, ja) para decirles que las personas homosexuales somos tan capaces como los heterosexuales, no pensamos menos y no somos más flojos, al contrario, me atrevería a decir que si quieres que las cosas tengan un toque especial deberías contratar a gente homosexual.

Solo piénsenlo y compruébenlo por ustedes mismos, nosotros le damos ese plus a la vida, por algo somo tan divertidos y creativos ¿no? Recuerden seguirse cuidado que esto sí esta rudo. Usen cubrebocas, yo sé que no puedes respirar tan bien o nadie te entiende, pero si nos cuidamos entre todos saldremos adelante… LXS QUIERO. 

 

0 Comentarios

Escribe un comentario