Hace un par de días se celebró el aniversario del inicio de la Revolución Mexicana. Durante este levantamiento armado, que tuvo lugar el 20 de noviembre de 1910, centenares de mujeres mexicanas participaron en esta lucha contra el antiguo régimen porfirista. Desde el norte hasta el sur, las llamadas soldaderas encabezaron ejércitos, fungieron como enfermeras, proveedoras y cuidadoras.

Las soldaderas o adelitas cumplieron un papel importantísimo durante esta lucha armada, aunque la Historia no les reconoce el mérito, existen archivos y, principalmente, fotografías que dan cuenta de ello. 

Foto en blanco y negro de un grupo de personas posando por un foto

Descripción generada automáticamente

Se hacía una distinción entre soldadas y soldaderas. Aunque fuera una lucha armada que beneficiaría a todxs, la clase social les brindaba el rango de soldadas o soldaderas, esto según Andrés Reséndez Fuentes: 

"Las soldadas generalmente pertenecían a una clase social alta; debían tener su propio caballo, pues no estaba bien visto que el hombre fuese despojado de este. Mientras las soldaderas no se enlistaban oficialmente, las soldadas sí, y solo estas últimas tendrían la oportunidad de ascender de rango si mostraban destreza militar al participar en batalla. A las soldaderas no les era permitido cargar armas mientras que las soldadas debían tenerlas consigo. Las soldadas además de pelear también hacían otras hazañas peligrosas como espiar al enemigo. Las soldaderas, generalmente conseguían comida y cocinaban para los revolucionarios".

Imagen que contiene persona, exterior, foto, hombre

Descripción generada automáticamente

Como haya sido, la lucha armada no hubiera triunfado de no contar con la audacia y astucia de las mujeres que participaron en ésta. Los nombres más reconocidos fueron los de: 

  • -María de la Luz Espinoza Barrera. Fue nombrada teniente coronel por el general Emiliano Zapata, su nombramiento se debió a que demostró “gran valentía, coraje y habilidad como jinete”. 

  • -Carmen Vélez, La Generala. Dirigió a alrededor de 300 hombres que pelearon en Hidalgo y Tlaxcala. 

  • -Clara de la Rocha. Tomó la ciudad de Culiacán en 1922 y fungió como comandanta de una guerrilla. 

  • -María Quinteras de Meras. Recibió el grado de coronela dentro de las filas del ejército Villista, a pesar de la misoginia y machismo de Pancho Villa. 

  • -Ángela Jiménez. Por su gran experiencia con explosivos, obtuvo el grado de teniente en el Ejercito Villista. 

  • -Petra Herrera. Conformó su propio ejercito integrado exclusivamente por mujeres, se autonombró “Generala”, combatió contra las fuerzas federales, expulsándolas de la ciudad de Torreón Coahuila, en conjunto con las fuerzas maderistas. 

  • -Doña Juanita. Tomó Tula y mantuvo el pueblo durante algunos días, madre del líder revolucionario Alberto Carrera Torres. 

  • -Rosa Bobadilla. En 1915 fue coronela, famosa por su “inflexible disciplina con las tropas que estaban bajo su comando”. 

Foto en blanco y negro de un grupo de personas caminando en la calle

Descripción generada automáticamente

Ellas y cientos de mujeres aguerridas y valientes hicieron posible el triunfo de la Revolución mexicana hacia la segunda década del siglo XX, cabe mencionar que gracias a la participación de féminas en esta lucha armada, se abrió una oportunidad para que las mujeres saltaran a la movilidad y participación social, aunque las libertades para las mujeres ocurrieron solo en la centralidad, años más tarde comenzaron las manifestaciones y movimientos feministas en todo el país. 

 

0 Comentarios

Escribe un comentario