Ciudad Juárez es un lugar particular en donde la situación es complicada en diferentes aspectos, pero esto no ha sido un impedimento para ser la inspiración en la creación de las obras del artista Adrián Reyes.

Este joven se ha hecho de nombre tras dar a conocer su más reciente trabajo, tras haberse graduado de Artes Visuales en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez hace dos años (actualmente cursan una maestría en Diseño Industrial).

Adrián Reyes ha tomado a su ciudad natal como el principal elemento de su obra; ha recreado puntos particulares de la frontera, así como también ha elaborado unidades a escala del transporte urbano característico del lugar.

Su mayor aspiración, en cuanto a este proyecto, es generar en las personas un sentido de pertenencia, donde sean los sentimientos y recuerdos los que lleven a la gente a identificarse con los patrimonios de Ciudad Juárez.

“Siempre me gustó mucho dibujar, además de que me quería hacer películas, esa es la razón por la que decidí estudiar esta profesión, y ahora me gustaría poder plasmar la realidad de esta ciudad a través de mis obras”, comentó. 

Las llamadas “ruteras”, son aquellos camiones que funcionan como transporte público en la ciudad y que ahora son las piezas maestras de Adrián Reyes, al querer replicarlas en miniatura como un símbolo significativo de su hogar. 

En una entrevista para el Diario de Chihuahua, el joven de 25 años de edad ha comentado el origen y el porqué de este proyecto: 

“El objetivo era ver si podía hacer algo con mis habilidades, con lo cual los juarenses se pudieran identificar. Lo bonito del proyecto es que no intento decir si los camiones están bien o mal, eso depende de la perspectiva que cada quien tenga, sino que el interés es mostrar la realidad que se vive en el transporte público y que a la gente les detone recuerdos de lo que han tenido que pasar en estas unidades. 

"Mi obra no juzga ni glorifica las ruteras, sólo quería darle algo a la comunidad de Juárez con lo que se sintiera identificada... tal vez no mejore el transporte, pero puede que tenga otros impactos, como hacer que las personas acepten la realidad y desde ahí, la comunidad pueda proponer opciones de mejora o simplemente al darse cuenta de las condiciones decidan comenzar a hacer un buen uso de los camiones”. 

Adrián, por otra parte, también ha comentado el proceso de elección de los camiones a recrear. Fue en una encuesta realizada mediante redes sociales donde el artista solicitó a las personas sus propias historias verídicas y su experiencia en los diversos camiones. Al final, las líneas de transporte más repetidas en las anécdotas fueron las elegidas para trabajar, entre ellas: Juárez-Aeropuerto, Oriente-Poniente y Poniente-Sur.

Todo con la intención de “trasladar una visión de las calles de una manera honesta”, en palabras de Adrián. 

“Juárez es una ciudad que tiene muchos problemas, no hay que odiarla, aquí hay muchas cosas buenas, empezando por su gente; tal vez  los lugares no sean bonitos, pero las vivencias que hay ahí nos demuestran que hay muchas más cosas positivas.

Me gusta el desierto en el que está la ciudad, es muy valioso, hay gente de todos lados y de quienes podemos aprender; lo que pudiera decir es que no hay que rajarse, no hay que olvidar lo bueno, ni lo malo… no olvidar la realidad en la que vivimos”, fue como Adrián concluyó la entrevista.

Su trabajo lo puedes encontrar en la página de Facebook Hecho en Frontera Jrz&Ep, donde ha obtenido buen reconocimiento y el impacto que ha generado ha sido notorio. 

Es imprescindible conocer el talento mexicano que está naciendo, y aún más cuando se trata de personas que ven el lado bonito y positivo de un país en donde cada vez falta más empatía y alegría tras las difíciles circunstancias que vivimos. Recordar y enorgullecernos de lo que nos rodea, un México vivo, es algo que siempre debemos tener en mente. Adrián Reyes así lo demuestra y es un gran ejemplo de ello.   

 

0 Comentarios

Escribe un comentario