La simplicidad y la elegancia jamás habían estado en tan perfecta armonía hasta la llegada de Fabien Baron, el director francés de arte y editor de revistas de moda que ha cautivado y revolucionado el diseño editorial. 

Influenciado por el estilo de Alexey Brodovitch, Fabien Baron ha sabido recuperar los gráficos y la visión del primer diseñador editorial en convertir las páginas de las revistas en arte. Brodovitch, como te hemos platicado anteriormente, es un icono y ha sido una inspiración generación tras generación para los artistas contemporáneos, entre ellos, Fabien Baron. 

Con estudios en la Escuela de Artes Plásticas de París y su facilidad para el diseño, heredado de su padre -quien experimentó el mundo del diseño aprendiendo las técnicas de tipografía y maquetación-, fue como Fabien Baron construyó su trayectoria con apenas 20 años de edad en su primer trabajo para la revista GQ. Consecutivamente su talento fue explotado y valorado; consiguió colaboraciones con marcas de alto nivel; por ejemplo, en publicidad para American Express, New York Woman y como director creativo de los almacenes Barneys.

Hoy su trabajo se ve reflejado en las diversos trabajos que ha realizado para las firmas de moda más importantes de hoy: Dior, Armani, Calvin Klein, Burberry, Hugo Boss, Maison Margiela, Miu Miu, Prada o Balenciaga. Hoy es uno de los colaboradores más importantes de Zara, y es el responsable del actual cambio del logo de la marca.

Entre las campañas de publicidad y sus proyectos de reposicionamiento de marca, Fabien Baron ha construido una extraordinaria carrera dentro de la industria del diseño y de la moda, gracias a su visión fresca y a una creatividad inigualable. A lo largo de su vida como profesional se ha visto involucrado en la reinvención de las revistas de moda más icónicas del mundo: Vogue Italia, Vogue Francia, Harper ́s Bazaar y la revista Andy Warhol Interview.

Gran parte de su trabajo lo realiza en su propia agencia de publicidad y diseño Baron&Baron, fundada por él mismo en 1990.

El estilo de Baron, como hemos mencionado, se ha visto influenciado, en gran medida, por las composiciones de Alexey Brodovitch. De tal modo que el trabajo de Baron se caracteriza por relacionar las tipografías románticas con las fotografías. Sus blancos son algo que sin duda se ha vuelto una constante en sus diseños, volviéndolos minimalistas, simples y fáciles de entender. Las líneas que forman las grandes iniciales vuelven a su obra arquitectónica y dinámica; la técnica que emplea con el texto y las imágenes se convierten en un juego dinámico y contrastante. 

Sus composiciones son sin duda un todo en uno, en donde cada elemento tiene sentido y forma, dobles páginas expresivas, coherentes y equilibradas. 


Fabien Baron es probablemente el nuevo Alexey Brodovitch, no como sustituto, sino como su discípulo. Quien reinventa el diseño editorial con elementos del pasado y un toque moderno, fresco y audaz.

 

0 Comentarios

Escribe un comentario