Este año ha estado lleno de cambios, de esperar lo inesperado, de adaptación. La forma de conocer personas entra en estos nuevos cambios, pues ya no podemos salir a un bar o a una fiesta a conocer a personas nuevas y, eventualmente, enamorarnos. Hemos sido obligados a encontrar nuevas formas de relacionarnos con otros. Las aplicaciones y páginas de citas se han convertido en una herramienta que no solo usamos para divertirnos, sino para encontrar a una persona especial.

 

Un ejemplo muy claro de esto es Tinder. Cuando se incorporó la opción de Tinder Passport, miles de personas salimos corriendo a probarla, pues era una forma muy sencilla de no solo conocer personas cerca de nosotros, sino que podrías conectar con personas en cualquier lugar del mundo. 

A picture containing person, indoor, cellphone, phone

Description automatically generated

Este confesionario está basado en experiencias propias. En el auge de Tinder Passport, decidí tomar la oportunidad de experimentar, pues el estar encerrada en casa todo el día era bastante aburrido. Subsecuentemente, hice un recorrido por todo el mundo con swipes y matches.

Entre esos matches coincidí con una persona con la cual había química, existía una atracción. Esto nos llevó a hablar todo el tiempo que podíamos, a pesar de las diferencias de horario, pues él es de Corea.

Comenzamos hablando por la aplicación, después nos trasladamos a Instagram y finalmente comenzamos a hablar por WhatsApp. Al momento de querer más tuvimos que descifrar cómo obtener este "más" estando tan alejados. La solución para nosotros fueron las llamadas y videollamadas constantes; estas se convirtieron en la mejor forma de sentirnos cercanos, de olvidar la enorme distancia que nos divide. 

A person sitting on a couch

Description automatically generated

Han pasado cinco meses de estar “juntos”, ya tenemos planes para 2021: poder estar juntos físicamente. Ha sido complicado y confuso en todos los sentidos, sin embargo, la motivación de querer estar al lado del otro es lo que ha logrado borrar todos nuestros miedos. Tenemos por seguro que esto solo es el inicio.

Probablemente no a todo mundo le funcione esto, mas considero importante probar todos los métodos posibles si se quiere llegar a algo más que un simple “amor de cuarentena”. Solo hay que abrirnos a las nuevas ideas de amor y de cómo encontrarlo, pues no hay reglas para enamorarnos, no existe una fórmula universal, todos tenemos nuestras propias historias y experiencias.

Todos merecemos enamorarnos libremente.

 

0 Comentarios

Escribe un comentario