Este artículo no trata de chismes, noticias, famosos, etcétera, hoy escribiré de humano a humano, de corazón a corazón; claro que es divertido escuchar los chismes de la farándula, pero, también, creo que es necesario escuchar algunas veces a nuestro corazón. 

Yo siempre he definido a la vida como una montaña rusa, subimos, bajamos, nos voltean de cabeza y casi siempre no sabemos lo que nos espera.  Muchos conocemos el Ying Yang, esta filosofía, del taoísmo, que a grandes rasgos explica que existen dos fuerzas interdependientes en el universo, tiene varias representaciones o significados... pero hoy les explicaré como yo lo veo. 

Imaginemos que dentro del símbolo del Ying-Yang lo blanco es la felicidad y lo negro es la melancolía. Y resulta que siempre dentro de esta parte blanca hay un puntito negro y aquí es donde me quiero detener.  Hace unos días, lo vida, digamos que, no era del todo rosa, pero tampoco del todo gris; era una mezcla extraña entre esos colores, me sentía abrumado porque en la balanza había un hecho que me hacía sentir muy feliz y otro hecho que me hacía sentir realmente triste. 

Buscando en internet me salían muchos tecnicismos y palabras muy clínicas que no entendía, y es por eso que decidí escribir este artículo, para decirte a ti lector que es completamente normal no saber hacia qué lado irse cuando tienes dos emociones muy fuertes pero ninguna predomina. 

Tranquilo, tampoco es para siempre, solo tienes que vivirlo y dejarte llevar por la marea (ahora sí puedes ser “el camarón que se duerme”, a veces funciona), debemos dejar de presentarnos ante la sociedad con esa respuesta tan banal al “¿cómo estás?”: “bien”... ¿realmente siempre estamos bien? Por supuesto que no, y por esas respuestas automáticas es que nos hacemos bolas a la hora de sentir. 

Normalicemos el decir estoy triste, no estoy bien, quiero un abrazo, etc. somos humanos y nos merecemos sentir.  Difícilmente vamos a sentir una emoción pura, la mayoría de las veces, son una mezcla de una buena con una mala; y es completamente normal. 

El chiste es vivir y vivir al máximo; van a decir que amo dar choros inspiracionales, pero creo que de vez en cuando es importante escucharlos o leerlos. Recuerden que siempre pueden contar conmigo, los conozca o no; el mundo necesita que seamos realmente humanos con sentimientos. LXS QUIERO.

 

 

0 Comentarios

Escribe un comentario