En poco tiempo, Irlanda del Norte ha dado pasos agigantados y se ha convertido en uno de los mejores países aliados de la comunidad LGBT+. Hay que reconocer que no cualquier gobierno hace esto de manera tan rápida y, edemás, bien hecha como ellos.

Recién en Febrero las parejas homosexuales se podían casar en este país únicamente por el civil, como pasa en varios de los países aliados de la comunidad; pero desde la semana pasada, específicamente el 2 de septiembre, Irlanda del Norte anunció que las parejas de gays y lesbianas ya podían contraer matrimonio por la Iglesia. Esto es una demostración de que nosotres también tenemos derecho a tener los mismos beneficios que una pareja heterosexual y el gobierno de Peter Robinson, que es el Ministro Principal de este país, lo está reconociendo. 

Quiero que pausemos un segundo y de verdad reflexionemos sobre lo que esto significa, y más allá de celebrar este decreto quiero que nos demos cuenta de que no pasó nada malo al aceptar que las parejas homosexuales se casen por la Iglesia: nadie se quemó, ni excomulgaron a nadie… literalmente no pasó nada catastrófico. Y les tengo otra sorpresa, el 88% de los irlandeses son católicos; yo sé… yo sé… también me quedé con el ojo cuadrado.

Con el dato anterior podemos ver que no es cuestión de religión ni de que Dios odia a los gays; al contrario, es tema de abrir nuestros corazones y aceptar las distintas formas de amor que existen en el mundo. GRACIAS IRLANDA DEL NORTE por darse cuenta de que nosotros también tenemos derecho a que Dios bendiga nuestro matrimonio, este tipo de actos y decretos, nos dan un rayito de esperanza, aún cuando estamos en pandemia.

Lo que sorprendió a nuestres hermanes de allá, fue que muchísimas parejas se han inscrito al programa para poder casarse ante los ojos de Dios, tan es así que hay lista de espera de 28 días para las parejas que han estado llegando, por lo tanto, esperen las bodas gays religiosas a finales de Septiembre ¡QUE EMOCIÓN!

Este cambio de ley, se lo debemos al reverendo Chris Hudson, ministro de la Iglesia en Belfast, capital del país, quien fue el impulsor de este nuevo dictamen y aunció lo siguiente:

“Esta es una gran noticia para las parejas que desean celebrar su matrimonio en la iglesia, abrazados por la familia, los amigos y el amor de Dios. Ya he estado hablando con varias parejas que han estado esperando este día para que finalmente puedan tener la boda por la iglesia que tanto han deseado”.

Junto con el reverendo Chris, Patrick Corrigan cabeza de una de las asociaciones que lucha por los derechos y equidad de la comunidad LGBT+ en Irlanda del Norte, mencionó que esto es un hito para la igualdad dentro del país, y es el resultado de una lucha constante de campañas y protestas para que las parejas homosexuales pudieran casarse e un iglesia.

Esa ley, explicándola a grades rasgos, es una ley que protege a las lesbianas y a los gays de la libertad religiosa que les es otorgada por el simple hecho de ser irlandeses para que las iglesias les permitan contraer matrimonio bajo los ojos de Dios.

Me llena de orgullo y felicidad escribir sobre estas noticias porque esto puede servir como impulso para que otros países se vayan sumando a esta iniciativa, que como mencioné, no ocasionó nada grave, al contrario, la Iglesia Irlandesa ganó más fieles y más seguidores.

Deseo con todo mi corazón que las parejas que están inscritas en la lista de espera puedan cumplir sus sueños y ser una pareja feliz hasta que se hagan viejitos. Y siempre, comunidad LGBT+, recordemos el 2 de septiembre como el día que la Iglesia Irlandesa nos abrió las puertas.

Espero suban videos de estas bodas para que podamos hacer viral este contenido lleno de amor y de felicidad para poder inspirar a todos los que nos rodean y sigamos avanzando en nuestra lucha… estemos muy pendientes de lo que pueda seguir pasando con este tema y recuerden…

SIEMPRE ESTÉN ORGULLOSOS DE QUIENES SON Y NUNCA SE RINDAN, LA LUCHA RINDE FRUTOS. Lxs quiero

0 Comentarios

Escribe un comentario