En lo que va del año la ONU ha publicado los resultados de estudios sobre el cambio climático y medioambiente, es abrumador la cantidad de datos duros que nos confirman lo que ya sabemos, nuestros hábitos están destruyendo el planeta.

La única forma de combatirlo es encontrando alternativas sostenibles para satisfacer necesidades globales, pero muchos de estos cambios están a manos de nuestros representantes y no es tan fácil ponerlos en práctica, ya que implican un costo político económico y social; Por lo mientras lo que sí está en nuestras manos es cambiar nuestros hábitos personales  y la forma en la que realizamos nuestras actividades diarias, desde cómo nos alimentamos, los productos que consumimos, nuestra movilidad, hasta nuestras formas de entretenimiento.

Te dejamos aquí algunos tips para hacer lo que nos toca como individuos y ser un poco más amigables con nuestro entorno.

  1. Piensa dos veces si en realidad te acabaras todo lo que compraste; una tercera parte de la comida a nivel mundial se desperdicia, cerca de 1300 millones de toneladas al año. Cuida las porciones y fíjate en las fechas de caducidad.

 

  1. Reduce tu consumo de carne roja; si las vacas formaran un país serian el tercero en emisiones de gases invernadero, producir una hamburguesa cuesta alrededor de 1695 litros de agua. No es necesario que seas vegano o vegetariano, solo que seas consiente de la gran cantidad de recursos que implica producir carne.

 

  1. Elimina los plásticos de un solo uso; el promedio de vida útil de un desechable de comida es de menos de 15 minutos, mientras que el tiempo de degradación va desde los 15 (una bolsa de plástico) hasta los 450 (botella de PET) años. Puedes comenzar a utilizar tu botella de agua reutilizable, comprar productos a granel, y pedir para llevar en tus tuppers.

 

  1. Busca productos sin empaque, o con empaques hechos de materiales reciclables o menos contaminantes; el plástico 2 - Polietileno Alta Densidad- es el más utilizado en empaques de productos de higiene personal, este no se pude degradar por completo por medios naturales, tarda un promedio de 200 años y solo se pulveriza en microplásticos.

Existen diferentes marcas que ofrecen kits donde incluyen shampoo, acondicionador, jabón, crema corporal, limpiador dental, entre otros productos básicos, en presentaciones sólidas, además de que puedes mudarte a utensilios de larga duración como rastrillos de acero inoxidable y la copa menstrual.

 

  1. Despídete del fast fashion; la industria textil es la segunda más contaminante del mundo después de la petrolera, produce el 20% de aguas residuales y 10% de las emisiones de carbono a nivel mundial.  Quítate el prejuicio y de vez en cuando busca alguna prenda de segunda mano, le das el doble de vida a una prenda y corres menos riesgo de que alguien traiga el mismo outfit que tú.

Lo más importante es ser conscientes de lo que consumimos de donde vienen las cosas y hacia dónde van, de esta forma podemos decidir si aceptamos el impacto que conlleva seguir con los mismos hábitos o ponemos nuestro granito de arena para intentar reparar nuestro planeta.

 

 

0 Comentarios

Escribe un comentario